CÓMO HACER JABÓN DE LECHE Y MIEL

Este jabón de leche y miel es adecuado para todo tipo de pieles y se puede usar tanto en el rostro como en el cuerpo.

Lo he elaborado con leche de vaca entera, es importante que la leche sea entera para que contenga la nata y así aportar cremosidad e hidratación. Siempre que utilizamos otro líquido que no sea agua hay que congelarlo para que no se queme al contacto con la sosa cáustica. ¿Pasa algo si se quema? Lo habitual es sustituir el agua por un líquido del que queremos obtener sus propiedades y si este líquido se quema obviamente pierde sus propiedades, además de que aportará un color extraño al jabón.

En este jabón el aditivo es la miel que humecta, acondiciona, reafirma y nutre la piel, facilitando la cicatrización. Proporciona elasticidad a los tejidos y previene la formación de arrugas.

Continuar leyendo «CÓMO HACER JABÓN DE LECHE Y MIEL»